¿Exceso de fotos en internet?

¿Exceso de fotos en internet?

La base, el avance tecnológico

Durante la última década, la considerable evolución de las tecnologías Web nos han permitido disfrutar de la navegación por Internet cada vez a más alta velocidad, lo cual ha traído consigo un acceso mucho mayor a información de todo tipo y, por supuesto, nos ha facilitado a todos el descubrimiento de profesionales y artistas de distintas áreas, entre ellas por supuesto la fotografía.

Este hecho va irremediablemente unido al aumento continuo del uso de los dispositivos móviles en nuestra vida diaria, con los cuales permanecemos conectados fácilmente casi con cualquier persona y a través de cualquier medio. No sólo con éstos, sino también con las nuevas herramientas integradas en equipos fotográficos de nivel profesional, como sistemas de transferencia en un toque o conexión Wi-fi.

La forma de ver fotografías ha cambiado radicalmente

El hecho de tener al alcance de nuestra mano gran cantidad de redes sociales de fotografía, blogs y webs dedicadas a este arte, provoca que hayamos aumentado enormemente nuestra capacidad de visionar fotos. Sin embargo, al mismo tiempo, y he aquí el motivo de este artículo, hemos reducido también de manera tajante el tiempo empleado para disfrutar de cada una de ellas.

En mi caso, tengo en mi estantería, entre otros, un imponente libro de Sebastião Salgado titulado Éxodos, en el cual muestra muy de cerca acontecimientos, sentimientos y desavenencias relacionados

Fotografía Gabriele - Riópar

Fotografía digital. Equipo Sony Alpha 7

con la huída, principalmente en países africanos, de los civiles a causa de los conflictos armados. Problemas humanitarios que, desgraciadamente, hoy día están más presentes que nunca también en nuestra sociedad. Tengo este libro desde hace 4 años y todavía no lo he concluido. Cada página tiene una fotografía y en circunstancias normales, puedo quedarme observándola durante 2 o 3 minutos. Después, cojo el móvil, entro en mi cuenta de Instagram y en ese mismo período de tiempo soy capaz de ver más de 200 fotos. Sin entrar en comparaciones entre la obra de Salgado y lo que consumimos en Instagram (donde muy buenos artistas publican sus trabajos), nuestra predisposición a disfrutar de una fotografía se ha visto reducida enormemente.

La cada vez mayor incidencia de las redes sociales en nuestra manera de comunicarnos ha ocasionado un incremento en el consumo de información que, en ocasiones, no nos beneficia en absoluto. Esto incide directamente en que el ritmo de vida en el que nos vamos sumergiendo sea poco a poco más caótico, dado que las exigencias de la respuesta constante a nuestros contactos virtuales no nos permita a veces levantar la cabeza del Smartphone ni para dar un sorbo a nuestro café.

Nos han sustituido el negativo por el sensor y nosotros estamos sustituyendo el papel por la pantalla a un ritmo vertiginoso que nadie habría sospechado hace a penas 25 años. No han mejorado en nada las posibilidades de hacer fotografías de mayor calidad, no obstante, sí ha mejorado muy notablemente el alcance de la población a equipos fotográficos gracias a las tecnologías digitales que cambiaron el mundo de la imagen.

¿Es malo que hoy día tanta gente haga fotos?

Soy de los que piensa que no. Al contrario. En todos los campos siempre habrá profesionales y aficionados y la masificación de las imágenes en internet supone que, los que queramos destacar, tengamos que afinar mucho más nuestro ojo, ser muy selectivos y saber reconocer la calidad de cada trabajo. Adaptarse y aprender sin parar es la clave para quienes nos hemos marcado como meta llegar lo más lejos posible en el mundo de la fotografía. La competitividad es cada vez más alta, día a día crece el número de aficionados que quieren crecer en la fotografía y con ello, también el número de profesionales del sector que buscan con constante esfuerzo su propio estilo mediante la originalidad y la experimentación.

Y como todos sabemos, la competitividad nos hace mejores. Nos reaviva, nos obliga a no quedarnos parados, a no cesar la búsqueda, a crecer. Esta corriente es sin duda positiva. ¿Tú qué opinas?

Cómo veremos fotografía en el futuro

Esta pregunta bien podría ser el nombre de un foro de opinión. Lo cierto es que todavía no lo sabemos, pero la tendencia apunta a que progresivamente iremos abandonando los teclados y la escritura para dar paso al manejo de sistemas por voz, cuya tecnología ya la tenemos prácticamente en todos nuestros teléfonos.

Paula en Santa Pola

Fotografía analógica. Equipo Rolleiflex 6×6

La comunicación veloz y el acceso inmediato son las premisas sobre las cuales se basan los avances del futuro y, por qué no decirlo, eso a veces nos acelera el corazón. Siempre quedarán obras y rincones en los cuales, aquellos amantes de lo clásico, del origen, de la inigualable textura de la fotografía analógica, puedan dedicar tantos minutos deseen a descubrir cada mínimo detalle de alguna fantástica fotografía de alguno de aquellos que, casi sin recursos, nos abrieron a todos el camino hacia un maravilloso mundo. Así lo espero yo.

¿Exceso de fotos en internet? was last modified: abril 9th, 2017 by Rubén Martínez

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta Web utiliza cookies para garantizar la mejor experiencia de navegación.
Más información