Consejos útiles para mejorar las fotos de viajes

Consejos útiles para mejorar las fotos de viajes

A día de hoy, es difícil concebir la idea de viajar a cualquier destino sin una cámara de fotos en nuestras manos y todavía es más inconcebible si es la primera vez que visitamos dicho lugar. Los que amamos los viajes, damos mucha importancia a las fotos puesto que de ellas depende en gran parte el recuerdo que vayamos a tener del lugar que hemos visitado. Tanto es así, que se hace casi imprescindible equiparnos con una cámara fotográfica que nos permita de alguna forma guardar a nuestro modo los mejores momentos vividos, las experiencias más emocionantes o simplemente los paisajes que más nos han atraído o impactado. Si queréis saber cómo hacer mejores fotos de viajes, no os perdáis los que os voy a contar a continuación.

Caballos en Montes Pasiegos

Caballos salvajes entre la niebla. Montes Pasiegos, Cantabria

Obviamente, si nos gusta hacer fotos, probablemente nos gustaría saber también cómo mejorar la calidad de las mismas para poder comenzar a darles un sentido más artístico y para que dejen de ser simples imágenes. A todos nos alaga que nos digan lo bonitas que son las fotos de nuestra última aventura, no obstante, esto no sólo depende de la belleza del lugar, sino del partido de sepamos sacarle nosotros a través de nuestras máquinas. Voy a empezar con algunos consejos que os servirán para hacer mejores fotos en vuestra próxima salida:

¿Qué cámara debo llevar de viaje?

Por supuesto, no todas las cámaras son ideales para llevar de viaje, entrando en juego características tan importantes como el tamaño, el peso, la lente y por supuesto el coste del equipo. Cada cual debe elegir su cámara y para que podamos decidir cuál es la más adecuada, tenemos a nuestra disposición decenas de webs en español y en inglés donde se evalúan conceptos técnicos, así como blogs y vídeos donde se pone en práctica el rendimiento de infinidad de cámaras. Mi primera recomendación si estáis pensando en comprar una cámara, es que os informéis un poco en internet antes de dejaros asesorar por el comercial de cualquier tienda de electrónica. Quizá no sea una cámara nueva lo que necesitáis.

Mi experiencia

Hasta hace poco más de un año, no solía dar importancia a la cuestión del peso de mi cámara. Tenía una Canon 5D (magnífica) y, poco a poco, fui dándome cuenta de que ya sólo la utilizaba para mis reportajes de boda o books, es decir, cuando era imprescindible. Debido a su peso, limitaba su uso para trabajar. Por circunstancias personales, terminé vendiéndola y actualmente disfruto de una Canon 6D (considerablemente más ligera que la 5D) y de una joya para los viajeros que se llama Sony A7, la cual equipa un sensor Full Frame de 24Mpx en un cuerpo robusto de 400g y que no llega a 550 insertándole el objetivo Zeiss Sonnar 35mm f2,8. En el primer viaje que hice tras su compra, me di cuenta de que podía pasar horas con ella en la mano sin cansarme. En este caso, la suma calidad+comodidad es difícil de batir y es precisamente por ello que hay tantos aficionados a las Sony Alpha 7. Para mí, mis dos cámaras son magníficas por lo que ambas me ofrecen, pero no sólo he viajado con ellas. Hace 5 años visité Barcelona con una Fuji GA645, una máquina clásica de medio formato, de la cual os dejo a continuación un revelado sin retoque de un carrete caducado:

Mercat de la Boqueria, Barcelona

Mercat de la Boqueria, Barcelona

La elección correcta

Dejando a un lado que cada uno deba decidir qué cámara utilizar para su viaje (faltaría más), hay que saber hacia dónde orientarse para hacer una elección correcta. A día de hoy tenemos la suerte de disponer de un mercado amplísimo en cuanto a variedad de equipos diferentes, así que vamos a ver cuáles son los elementos básicos para conseguir un equipo fotográfico que nos dé buen rendimiento en nuestros futuros viajes.

El objetivo o lente

El objetivo es una de las herramientas más importantes en la fotografía en general y quizá la que más nos va a ayudar a adecuar el estilo de fotografía al momento y al lugar en que nos encontremos. No todas las cámaras poseen objetivos intercambiables y es importante entender por qué un solo objetivo de focal fija nos limitará si lo que buscamos es variedad de estilos en nuestras fotografías.

Paisajes

Por ejemplo, si queremos fotografiar un lago, el recorrido de un sendero, unas montañas nevadas o una catarata de dimensiones considerables, necesitaremos por lo tanto una lente con suficiente ángulo como para que nos permita captar un área amplia sin que tengamos que cortar la escena. ¿Y cuál es un buen objetivo para ello? Pues para mí, lo ideal se encuentra entre un 21mm y un 28mm. En mi caso, dispongo de un 24mm de Canon que sin duda me acompañará en mis próximas vacaciones en Lituania, donde me espera el más colorido y brumoso amanecer desde los lagos Ignalina (ya se me cae la baba). Es cierto que existe la opción de componer una panorámica, pero no nos compliquemos de momento.

Lago en Ignalina, Lituania

Lago en Ignalina, Lituania

Social

Si, en cambio, lo que queremos es introducirnos en los pueblos, mezclarnos con la gente, probar la gastronomía, acercarnos a las costumbres y captarlas de pleno, posiblemente sea preferible una lente algo más cerrada, como por ejemplo un 35mm o incluso un 50mm si pretendemos hacer retratos sin tener que acercarnos en exceso invadiendo el espacio personal.

Macro

Cabe la posibilidad de que nos resulte atractivo capturar la fauna y la flora, fotografiando gotas de agua, pequeños insectos o exóticas y coloridas plantas. En este caso debemos optar sin duda alguna por un objetivo macro. Este tipo de lentes te permitirá enfocar a muy corta distancia y creará en la imagen un efecto de bokeh impresionante.

El cuerpo de la cámara

El cuerpo de la cámara es el bloque que contiene todos los circuitos, el sensor y los botones que permiten el manejo del equipo. Es decir, la cámara sin el objetivo. Si volvemos a los paisajes, nos puede resultar muy interesante tener un sensor con un alto rango dinámico, dato que en muchas ocasiones pasa desapercibido pero que no es menos importante que otros más conocidos. Un rango dinámico alto nos va a facilitar la obtención de una mayor gama de luces y sombras, de modo que podremos lograr imágenes con más variedad de iluminaciones y con mejor disposición para recuperar zonas que a priori pueden parecer demasiado oscuras o demasiado iluminadas.

Globos aerostáticos en Siauliai, Lituania

Globos aerostáticos. Siauliai, Lituania

Trípode

Es un utensilio que impedirá que vuestra cámara se mueva mientras tomáis las fotografías. Aunque puede resultar incómodo a la hora de transportarlo, os será muy útil si queréis realizar escenas panorámicas para suplir la falta de un objetivo gran angular, o para fotografías nocturnas en las que se deba evitar la trepidación.

Fotografiadlo todo

No os dejéis nada interesante, cualquier cosa os puede dar satisfacciones: edificios, personas, animales, comida, eventos, playas, puentes, vehículos, etc. Incluso si tenéis la suerte de viajar en buena compañía, como es mi caso, aprovechad para dedicar un par de ratos a hacer unos retratos en lugares bonitos. Os encantarán.

Gabriele en Potes

Gabriele en Potes

Vamos a la calle

Observad y sed pacientes

Consejos técnicos aparte, considero tan importante la actitud de quien hace las fotos como su herramienta fotográfica. Evitad las prisas, quedaos en los lugares que os gusten tanto tiempo como necesitéis (sí, ya sé que si vas acompañado no es tan fácil), observad y esperad el momento perfecto. Pensad en la foto que queréis sacar y buscadla.

Ocultaos y no tengáis miedo

Sé que es complicado, pero en fotografía callejera cuanto más invisibles y discretos seáis, más oportunidades tendréis de conseguir imágenes espontáneas y naturales de la gente. Puede parecer contradictorio, pero al mismo tiempo, debéis tratar de acercaros lo máximo posible a los sujetos que puedan ser protagonistas de vuestra foto, ya que de otro modo, no conseguiréis captar lo imprescindible: la esencia. Una distancia de un metro puede ser la diferencia entre una foto cualquiera y una foto que capte la atención de quien la mira.

Buscad la mejor hora del día

Dado que dependéis de la luz del lugar, ya sea natural o artificial, debéis adaptaros a las condiciones lumínicas, por tanto, será muy interesante que busquéis para cada contexto la luz más adecuada al mismo. Un mercado callejero probablemente os dará mucho más juego de noche que de día y ocurrirá al contrario con un lago o un valle, donde, quizá, la luz más propicia la encontraréis al atardecer o al amanecer. Si queréis ir más allá en la búsqueda de una gran foto, no dudéis en volver tantas veces sean necesarias hasta que encontréis las mejores condiciones. Os aseguro que es algo muy habitual entre los profesionales.

Montes Pasiegos, Cantabria

Montes Pasiegos, Cantabria

Esto es sólo una pequeña guía con consejos básicos para que podáis hacer mejores fotos en vacaciones. Quedan muchos temas sobre los que hablar para que llegue a ser un manual completo, no obstante, espero que alguna de estas pautas os pueda ser útil en vuestra próxima salida. Estaré encantado de que compartáis fotos y comentéis con vuestras dudas o experiencias.
¡Un abrazo!

Consejos útiles para mejorar las fotos de viajes was last modified: agosto 2nd, 2018 by Rubén Martínez

Trackbacks/Pingbacks

  1. Viaje a Ignalina, los maravillosos bosques de Lituania - […] que visitaba este lugar de inigualable belleza y en esta ocasión, decidí dedicar más tiempo a conseguir buenas fotos del…
  2. Viaje a Escocia - Reportaje fotográfico - […] este, como en todos, quise dedicar parte del tiempo a conseguir una buena colección de fotos de viaje, con…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta Web utiliza cookies para garantizar la mejor experiencia de navegación.
Más información